Cuidados para rodillas, codos y tobillos

Los codos, rodillas y tobillos son unas de las zonas más olvidadas del cuerpo y, al mismo tiempo unas de las articulaciones más utilizadas en nuestros movimientos durante el día, las utilizamos constantemente al andar, saltar, saludar…¡abrazar!, ¡no las dejamos descansar ni un minuto!

 

¿Por qué sufren estas zonas?

Suelen padecer los mismos problemas, una escasa hidratación, una inexistente exfoliación y una prolongada exposición al sol que provoca:

  • Piel blanquecina, endurecida y seca en los codos.
  • Piel áspera y seca o aumento del volumen de la articulación en rodillas.
  • Retención de líquidos, sensación de pesadez y piel agrietada en tobillos.

Como ves, la poca atención y cuidado que ponemos en estas zonas del cuerpo hace que la piel de los codos, rodillas y tobillos tenga aspecto de estar más desgastado problemas de articulación y circulación sanguínea y aquí viene la pregunta…

 

¿Cómo cuidar las rodillas, codos y tobillos?

Cuidarlos es más simple de lo que parece, tan sólo tienes que darles la importancia que merecen e incluirlos en tu rutina de belleza. Para ello exfolia los codos y las rodillas con un peeling corporal para terminar con las impurezas, limpiar la zona y tonificar la piel. ¡Verás como al cabo de unas sesiones tu piel lucirá más suave!

Por otro lado, cuando hidrates la piel, dedica unos minutos a estas partes del cuerpo dándole un masaje con una emulsión hidratante para pieles secas.

Para tratar o evitar la retención y pesadez de piernas y tobillos aprovecha para aplicar un gel frío o “piernas ligeras” realizando unos masajes ascendentes en el sentido de la circulación sanguínea hasta su total absorción, ¿la sensación de volumen y pesadez se aliviará rápidamente!

 

¡Con estas sencillas indicaciones notarás un cambio radical, te sentirás mejor y tus rodillas, tobillos y codos lucirán mejor, más sanos y jóvenes!