¿CÓMO COMBATIR EL ACNÉ?

El acné es uno de los problemas faciales más comunes que suelen aparecer durante los años de adolescencia y que, de forma general, acaba remitiendo con el paso de los años. En este articulo veremos los factores implicados en su aparición, causas de su aparición, indicaciones para tratarlo correctamente y los tratamientos en consulta disponibles para acabar con el.

 

FACTORES IMPLICADOS

    • Hereditario. Este es uno de los principales factores de aparición del acné vulgar.
    • Hormonal. Otro de los factores determinantes en la edad adulta, más habitual en las mujeres debido a los altibajos hormonales, en cambio en la pubertad es más habitual que aparezca en los varones.

 

¿POR QUÉ SE PRODUCE?

Se considera que el acné común viene originado principalmente por 3 factores diferenciales como son el trastorno en la queratinización, hiperproducción seborreica y la proliferación bacteriana.

La producción de sebo por parte de las glándulas viene determinada por los niveles de testosterona sintetizados por el cuerpo. Es por ello por lo que durante la adolescencia es cuando comienza la aparición del acné.

Por otra parte, en el folículo piloso existen células queratinizadas que en una situación normal se desprenden de forma progresiva pero que, en una persona que sufre de acné no ocurre lo mismo por lo que estas células van formando poco a poco un tapón que impide que el sebo sea expulsado de forma normal, generando de esta forma un comedón (espinilla). Esta situación provoca que el folículo taponado sea un foco para la proliferación de bacterias que provocan una inflamación contribuyendo así a la aparición del acné.

 

¿CÓMO TRATAR EL ACNÉ?

Higiene

Lo más aconsejable siempre será la prevención de la aparición del acné. Esto se consigue mediante tratamientos de limpieza facial para evitar el taponamiento de los folículos.

A la hora de levar a cabo la limpieza de la cara es recomendable evitar los jabones comunes ya que poseen un PH algo elevado y pueden provocar irritación. Lo más aconsejable será el uso de jabones neutros o de emulsiones limpiadoras seguidas de la aplicación de un tónico con más o menos alcohol dependiendo del tipo de piel (más alcohol para pieles más grasas) y siempre con algúna sustancia bactericida como puede ser la Eritromicina.

Cosméticos

A la hora de aplicarse cualquier tipo de cosméticos sobre el rostro es importante evitar aquellos que tengan sustancias comedogénicas, es decir, sustancias que promueven la aparición del acné.

En primer lugar será necesario emplear cosméticos libres de grasa que no incluyan en su formulación ningún tipo de aceite como puede ser el de almendras o girasol.

La Dieta

La única evidencia acerca de  la relación entre la alimentación y el acné es que el abuso de productos procesados, azucarados y lácteos lo empeora mientras que una dieta rica en pescado, verdura y fruta tiene un efecto protector. Llegados a este punto la gran pregunta es… ¿ qué ocurre con el chocolate? Pues bien, no existe ninguna evidencia de que el cacao empeore el acné, el gran problema es que la mayoría de los chocolates contienen poco cacao y muchos azúcares refinados y derivados lácteos.

Sol

Aunque suele haber una mejora del acné, debido a que el sol y el agua del mar tienen un efecto antinflamatorio y secante que hace que la piel mejore rápidamente, se genera un efecto rebote aumentando la producción de comedones. Es por esto que las personas con tendencias acnéicas deberán tener especial precaución a la hora de tomar el sol. Para evitar que esto ocurra es importante utilizar fotoprotectores libres de grasas.

 

TRATAMIENTOS EN CONSULTA

Higiene

La realizará la esteticista y consiste en una limpieza profunda que elimina comedones abiertos (puntos negros) y milium (puntos blancos). Regularemos la glándula sebácea con el producto adecuado para este problema.

Peelings Químicos

Esta terapia es muy eficaz en el tratamiento del acné por su efecto sedante, exfoliante y antinflamatorio. Se pueden emplear diferentes ácidos: glicólico, salicílico, kójico…

Terapia Biofotónica

Es el tratamiento más novedoso y revolucionario en el tratamiento del acné. Consiste en combinar la emisión de luz LED de alta potencia con un gel biofotónico.

La terapia biofotónica es muy eficaz en casos de acné moderado y severo y mejora tanto el componente activo (las grasas) como las cicatrices.

Láser

Se emplea para eliminar las cicatrices que deja el acné por lo que se empieza a aplicar cuando la fase activa se ha controlado.

Este último tratamiento lo debe realizar un equipo médico.

 

Aquí termina este artículo dedicado a el acné muchas gracias por tu tiempo, espero que este artículo te haya resultado instructivo e interesante. ¡No dudes en compartirlo si crees que le puede resultar útil a otras personas o dejar tus comentarios! 😉