Celulitis, causas, formación y…¡tratamientos para combatirla!

La celulitis es uno de los problemas estéticos que más nos preocupa a las mujeres, la conocida “piel de naranja”.

La celulitis afecta a un alto porcentaje de mujeres en mayor o menos medida y no siempre está asociada al sobrepeso.

Esto que llamamos celulitis es, de hecho, una lipodistrofia (acúmulo adiposo localizado), ya que el término celulitis significa inflamación y esa inflamación como tal no existe. Esa inflamación se daría en la celulitis infecciosa pero nosotros nos centraremos en la celulitis estética.

 

Causas de la formación de la celulitis

La celulitis se produce por un aumento de tamaño del adipocito (célula grasa) y este aumento se debe a distintos factores:

  • Biotipo o forma corporal: Las personas con una constitución de caderas anchas sufren la acumulación de tejido adiposo en esta zona y suele ser de tipo hereditario.
  • Hormonales: El componente hormonal es el responsable de la aparición de celulitis debido a las hormonas femeninas.
  • Vasculares: Alteración de la circulación de retorno.
  • Sedentarismo:  Falta de ejercicio, alimentación rica en grasas e hidratos de carbono, ect…

 

¿Cómo se forma la celulitis?

La celulitis suele comenzar en la pubertad. La primera fase se produce por una retención de líquidos en la zona afectada que provoca que los adipocitos se hinchen aumentando su volumen comprimiendo las estructuras.

Si no hay un buen drenaje los vasos linfáticos aumentan la permeabilidad liberando plasma y proteínas, las cuales a su vez atraen más agua generando así un círculo vicioso y provocando la formación del edema.

Este engrosamiento produce una retracción que afecta a la superficie cutánea y es el responsable de la aparición de la celulitis.

Si la fibrosis es muy intensa se produce compresión de los nervios que atraviesan el panículo adiposo y, por tanto, la zona estará dolorida a la palpitación e incluso de forma espontánea.

 

Tratamientos Anticelulíticos.

Para evitar que haya ese círculo vicioso del que os he hablado anteriormente la celulitis debe tratarse pues al verse cada vez más comprometida la circulación de retorno con la aparición de varices puede llegar a convertirse en un problema no sólo estético sino también de salud.

En los tratamientos anticelulíticos hay que tratar diferentes aspectos. Una buena lipólisis así como una disminución del volumen de adipocitos.

Una buena exfoliación que permitirá una disminución de la capa córnea para una mejor reabsorción de principios activos.

La cosmetología tiene también un papel muy importante en los casos de celulitis más ligera, siempre acompañada de una buena alimentación y deporte. Si bien en casos de celulitis muy instauradas y dolorosas no son suficientes, siempre mejoran.

En definitiva drenaje linfático, la radiofrecuencia y la cosmética son de los tratamientos anticelulíticos más efectivos.

Muchas gracias por tu interés, si te ha parecido útil compártelo para que esta información llegue a más personas que le pueda interesar, también puedes dejar tus comentarios 😉

Ahora conoces un poco más la celulitis y las herramientas de las que dispones para combatirla, ¡A por ello!